Páginas

domingo, 23 de septiembre de 2012

El dia de la reixeta.


The true expression of a people is in its dance and in its music.
Bodies never lie.
Agnes de Mille


No mistakes in the tango, not like life.
[...] You make a mistake, get all tangled up… just tango on.

Al Pacino, Scent of a Woman.

La felicitat es traduïa en aquells petits trossos de confeti a l'altre costat de la reixeta i el clap de cel clos que li era permès hi veure. Amunt. A baix. Molt sovint no sentia res més enllà del soroll de les dolçaines, els tamborins, el nens encara tan innocents, tan conformats amb la felicitat traduïda en trossets de confeti i de cel obert des d’allà baix. Molt sovint no era més que un altre fil de la bovina buscant l'inici del cabdell, això que tothom cercava, que ningú trobava, però. Molt sovint els carrers grisos; molt sovint les llambordes des de les voreres mirant-li amb indiferència; la seguretat  de saber-se ningú entre un munt, un món de ninguns, fent la cercavila. Tot un any esperant, essent. No, cap, poc ni gaire. Molt sovint preferint la reixeta que li tancava dintre, el soroll, els crits dels nens tan innocents, tan conformats des d'allà baix amb la felicitat -globus ple d'aire desconegut; nens com ell mateix, tot desitjosos del dia que, amb els ulls mig closos per la reixeta–porta–a–la–felicitat–traduïda, pel cartó del cap gros, el dia en el qual seria algú per aquells altres ulls que, molt sovint, li feien desitjar, amb el cor cansat pel pes de la disfressa, el dia de la reixeta. Quan tothom ballaria al seu ritme, sota l'ordre dels seus pas, de les seves palmades. Quan els carrers serien una mica més seus i al fi podia passejar-se, desitjar de la mà de la seva angoxia–estel  i deixar-la escapar per entre els fils de la reixeta. Quan el món seria dels nans fent una xambanga de gegants...

Pels gegants del Casc Antic.
Resistents al pas dels temps, sempre ballant...

video

5 comentarios:

  1. Ah, a esos yo los he visto. Danzando por el entorno de la catedral y exhibiéndose en el gran zaguán del Palu de la Virreina. En mi infancia del Norte los gigantes, cabezudos, kilikis y zaldikos eran un lujo, un país de fantasía, también de temores. Las gaitas y los txistus generaban un acompañamiento que no te cansaba nunca. Yo percibía la música como mística, capaz de sortear mis fantasmas. No así en alguna troupe de Gigantes de la otra ciudad, la de la Meseta, más austeros o más cicateros en música.

    Sí, el alma o expresión de los pueblos, como dice Agnes de Mille, es la música y el baile. Los cuerpos no mienten. La música libera y nos hace buenos. ¿Será por esa razón por la que el partido gobernante está empeñado en comunidades, ciudades y pueblos en privar de inversión las escuelas de música, con lo que provocarían su muerte? Un pueblo o una sociedad sin educación musical es un pueblo destinado al sacrificio.

    Gracias por tu post entrañable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto ese apunte que das sobre la austeridad festiva y/o fantasiosa de los gigantes en la meseta. He de reconocer que yo misma sigo quedándome boquiabierta ante ellos. A veces me pregunto cómo sería compartir una ciudad con ellos... Una pena que no se decidieran a invadir las estepas castellanas y demás páramos del sur "por donde cruza errante la sombra de Caín..." Quizá esto asuste demasiado...

      La música, el baile y sus consecuentes disfraces dan pie a -o vienen dados por- la fantasía. Un país sin educación musical -¿o sin educación, simplemente?- es un pueblo que no se atreve a pensar en la posibilidad, en la duda. El quedarse a las puertas de un "quizá"; la oscuridad justo antes del resquicio de luz frente al que asomar el ojo medio guiñado y descubrir, ¡oh, sorpresa!, que hay - qué hay - más allá del umbral de lo que nos ofrece directamente la realidad -o lo que nos dejan intuir de ella.

      Gracias por iluminar un poquito más este post.

      Eliminar
  2. Lo que más llena es ver la cara de felicidad e impresión de todos los que miran.
    :)

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Hola Laia.
      Sí, es otra manera de saber y decir cómo se traduce esa dicha de la identificación.
      Gracias por leer y comentar.

      Eliminar